La felicidad radica, ante todo, en la salud